4 acciones que realizo para inspirarme antes de diseñar

4 acciones que realizo para inspirarme antes de diseñar

Cuando se trata de realizar una actividad creativa no es raro que se nos presente algún bloqueo de vez en cuando. Por eso, acá te cuento mis cinco trucos para desbloquearme e inspirarme antes de arrancar un diseño.

Nro 1: Desglozar las tareas en pequeñas acciones:

Esto te va a parecer una acción re pava pero la verdad es una de las que más me ayudan a la hora de arrancar cualquier actividad. Desde el colegio que vengo usando esta técnica de forma natural pero hasta hace no mucho tiempo que me di cuenta lo importante que era. Por eso, quiero compartirtela.

A veces cuando pienso en crear una nueva marca por ejemplo, puedo tener algún bloqueo y no sé por dónde arrancar. Entonces en vez de pensar en “Tengo que crear un logotipo” y arrancar a bocetar sin ningún rumbo, lo que hago es dividir esa tarea general en mini acciones. Por ejemplo una buena lista desglosada podría ser:

9

Planificar palabras claves como disparadores de conceptos

9
Buscar ejemplos de íconos en Behance
9
Elegir tipografías sans serif para el logotipo
9
Analizar tipografías para la bajada
9
Hacer 10 bocetos en papel
9
Combinar una de las tipografías sans serif del logo con una para la bajada
Y así sucesivamente. Entonces en vez de pensar en una sola gran tarea, armo mini acciones que me ayuden a ir probando cosas y avanzando de a poco. Además la sensación de ir tachando me motiva a seguir a un ritmo constante y cuando me quiero dar cuenta ya estoy super encaminada en el proyecto.

Nro 2: Buscar referencias en Pinterest y Behance

Buscar referencias siempre fue el primer paso que nos hacían hacer en la Facultad antes de empezar un ejercicio. Al principio me parecía algo sin sentido y bastante molesto pero con el tiempo entendí la importancia de hacer esta actividad antes de comenzar cualquier proyecto.

El objetivo de esta búsqueda no solo es que nos sirva de referencia para ver otros artistas e inspirarnos si no también para hacer un reconocimiento y descartar aquellas ideas que nos parecían geniales pero que ahora nos damos cuenta que ya están agotadas y no son tan interesantes como creíamos. Esto nos obliga a seguir pensando y buscar esa vuelta de tuerca que haga nuestro diseño original.

Para hacer esta búsqueda yo siempre utilizo Pinterest y Behance.

Nro 3: Crear un moodboard en Pinterest

Combinado con el punto anterior, creo que este es tip es un infaltable en cualquier proceso de diseño que arranco para mis clientes. El moodboard es un tablero inspiracional que me ayuda a ver de un pantallaso el estilo al que tengo que apuntar para empezar a diseñar. El sistema consiste en crear un tablero en Pinterest (podés hacerlo secreto si no querés que tus seguidores lo vean) y dividirlo en categorías mediante los subtableros.

Las secciones que armo son:

9

Cliente ideal

Acá guardo imágenes que describan a mi cliente ideal. ¿Qué ropa usa?, ¿Qué libros lee?, ¿Cómo sería su habitación, su escritorio, la entrada de su casa?, ¿Qué accesorios usa? y un sin fin de cosas más que me ayuden a ver en forma de imágenes como es su vida y sus intereses.
9

Sensaciones

En este subtablero guardo imágenes que reflejen las sensaciones que me gustaría transmitirle a mi cliente. Elijo fotos que tengan colores, formas, cosas, personas con las que asocio mi marca. Así como hice con el cliente ideal, este subtablero me ayuda a identificar de forma visual como es la personalidad de mi propia marca.
9

Recursos gráficos

En este último apartado, guardo recursos, tipografías, paletas, estructuras, sitios webs, piezas gráficas, tramas, texturas etc. La idea es que me ayude a encontrar nuevos recursos que me inspiren para desarrollar una identidad de marca fuerte y que esté alineada con los otros dos tableros.
Con estas divisiones, logro tener en un solo lugar una guía gráfica para identificar recursos y objetivos que me ayuden a crear una identidad acorde a los valores y el mensaje que necesito comunicar.

Nro 4: Bocetar en papel combinaciones de letras y símbolos

El viejo truco del lápiz y papel nunca falla. Antes de empezar a probar en la compu, siempre agarro un cuaderno (por lo general, cuadriculado) y empiezo a hacer bocetos a mano. Para eso comienzo a combinar letras y símbolos del nombre o del concepto elegido para la marca. También suelo probar con distintas herramientas. Siempre arranco con un lápiz pero muchas veces paso a probar con marcadores, plumones, acuarelas, etc. A veces los resultados sorprenden muchísimo. Una vez que tengo varias hojas de pruebas hechas paso mis preferidas a la compu para digitalizarlas.
La combinación de estas acciones me permite inspirarme y tener un foco claro antes de sentarme a diseñar. Por lo general, en cada proceso que arranco suelo actividades en el mismo orden que te acabo de describir. Pero vos te invito a que vayas probando la que más te llame la atención.

¿Ya probaste alguna? ¿Cuál te llama más la atención?

¡Contame en los comentarios!

¿Cuál es la pasión de tu emprendimiento?

¿Cuál es la pasión de tu emprendimiento?

Hoy traigo un nuevo tema que me estuvo rondando en la cabeza desde hace varios días: la pasión por emprender. Se generó a raíz de dos situaciones que se dieron en esta semana (y eso que no creo en las casualidades!).

Por un lado, el domingo pasado fue el día del emprendedor (Felicidades si no te llegó mi saludo ese día!) y en la Ciudad de Buenos Aires se celebró con una jornada de charlas y capacitaciones para todo el que quisiera asistir. Como a mi me encanta el ambiente emprendedor, fui. Ahí tuve la oportunidad de asistir a varias conferencias que sin saberlo ni quererlo su mensaje final reflexionaba sobre la pasión de cada uno por emprender y realmente me llegaron.

Y por el otro lado, este domingo lancé un test para el que quisiera conocer el estado de su emprendimiento. La gran mayoría confesó no estar muy seguro sobre cómo conectarse con su público o no supieron expresarme cuáles eran sus pasiones para emprender. Así que en el post de hoy voy a hacer un balance entre estas dos situaciones que se me presentaron para que lo pasemos a nuestro emprendimiento  y hagamos visible su alma (porque tenerla la tiene, solo hay que mostrarla!). Si lees hasta el final hay regalito para vos!

Comencemos con las charlas del evento…

Al evento asistió muchísima gente y se dieron gran cantidad de charlas interesantes. Durante el día hubo de todo, cosas que me gustaron y cosas que no pero mejor vamos a charlar de las buenas. El ambiente que se generó entre los emprendedores estuvo buenísimo. Todos con muchas ganas de crecer y aprender pero lo que más me llamó la atención fue el sentimiento de ayudar que se generó. Tanto algunos proyectos de lo que asistieron como algunas charlas de los expositores (las que más me gustaron) hablaban sobre la pasión. En esas charlas, todas estaban enfocadas desde un ángulo diferente, sus historias no estaban relacionadas entre sí pero la enseñanza final era la misma: emprender con alma, con corazón y por pasión.

La que más me llegó fue una que dio Carolina Varzabetian, diseñadora gráfica y fundadora de WomanWeConnect. Donde nos contó un poco su experiencia en la vida y cómo llegó a encontrar su pasión por lo que hace hoy en día. Comentó la importancia de encontrar algo que realmente nos mueva, que no sea solo un trabajo. Seguro hay algo que a todos nos genera felicidad y podemos hacerlo parte de nuestro trabajo diario. De esta manera no lo sentiremos como un pesar porque estaremos haciendo lo que nos gusta. Lo más interesante igual, fue la fórmula que ella dio para encontrar esa pasión y como combinarla con nuestra labor.

La “tarea” que presentó fue la siguiente:

Debíamos hacer tres listas con 30-40 ítems cada una.

La primera debía reflejar todas nuestras fortalezas en la vida. No tenía porqué estar relacionado con nuestro trabajo si no todas esas cosas, por más chicas que fueran, en las que somos buenos, que se nos dan con facilidad.

La segunda debía mostrar todas nuestras pasiones. ¿Qué es lo que nos gusta hacer? Si pudiéramos dedicarnos a hacer esas cosas por el resto de nuestras vidas, sin presiones ni obligaciones ¿qué elegiríamos hacer?

Y la última debíamos escribir sobre las necesidades del mundo. Esta probablemente sería la más sencilla de completar ya que el mundo está lleno de necesidades. Sería genial si todos pudiéramos dejar nuestro granito de arena y usar nuestro trabajo y esfuerzo para traer una solución al mundo. Por eso, la idea es buscar las situaciones de necesidad que más nos toquen el corazón. Con la que nos sintamos más identificados y nos den ganas de levantarnos de la silla a hacer algo. Que todo nuestro esfuerzo diario no solo nos llene el alma porque es lo que amamos hacer si no que si encima eso ayuda a alguien más, tendremos el trabajo perfecto.

Con estas tres listas completas ahora debíamos generar entre 30 y 40 asociaciones relacionándolas. Es decir, tomar una fortaleza, una pasión y una necesidad que pudieran trabajar en conjunto. El resultado de esas relaciones sería nuestro “Sweet spot” como lo llamó Caro en su charla. Entre esas decenas de asociaciones probablemente tengamos la respuesta a lo que nos gustaría hacer para trabajar por nuestra pasión.

De esta manera, podemos conocer a quién nos dirigimos (porque resolvemos alguna necesidad de alguien), cómo lo haremos (porque conocemos nuestras fortalezas para hacerlo) y por qué lo hacemos (tenemos nuestra pasión que nos mueve y nos banca los días más difíciles)

Al final de este post te dejé un archivo para que puedas hacer esta lista vos mismo y encontrar tus puntos en comun con tus pasiones!

Ahora que sabemos qué hacer pasemos al problema de comunicarlo…

Como les contaba, la mayoría de los emprendedores que respondieron a mi test, se encontraron con la dificultad de no saber expresarme su pasión ni cómo comunicarla a sus clientes. En primer instancia, muy probablemente no se lo hayan planteado cómo parte de su emprendimiento. Esto no quiere decir que no las tengan porque todos estamos llenos de pasiones que nos mueven día a día, si no que no lo vieron como una decisión que era necesaria tomar en la comunicación de su emprendimiento. Probablemente porque la pasión es algo muy personal y no se lo suele asociar con un negocio pero la realidad es que las pasiones mueven y mucho! 

Yo considero que las pasiones son pequeños impulsos que hacen este mundo mejor pero vivimos en una era tan alborotada que nadie se sienta a pensar cuales son.  Si nos guiáramos por ellas seguramente seríamos mucho más felices.

Igualmente lo que quiero dejar en claro es que cuando hablo de pasión, no me refiero a que busco que mi producto sea de excelente calidad. Si no a que deje un mensaje. Por ejemplo, “hago este producto lleno de color porque creo que puede generar felicidad en la persona que lo mira. Que aun que sea por un instante, tenga un sentimiento alegre en su día.”, “ofrezco este servicio porque quiero ayudar a las personas a vivir un poco menos estresadas quitandoles una presión de encima.”

¿Por qué nuestros emprendimientos deberían ser pasionales?

Por que hay muchísima gente afuera buscandole sentido a las cosas. Las personas ahora queremos encontrar cosas con alma. Que importen y nos generen algo interno al adquirirlo. ¿No te pasa? ¿No es mejor comprar algo que sabés que tiene una historia, una misión detrás que un producto hecho en masa y que vas a desechar al poco tiempo? ¿Adquirir ese producto con sentido no te genera un poco más de felicidad que el otro?

Si lo vemos de ese lado, entendemos rápidamente por qué es necesario transmitir nuestra pasión. Es mucho más fácil que el cliente se identifique con nosotros si contamos lo que nos motiva. ¿Por qué hacemos lo que hacemos? Seguramente ese cliente tenga la misma pasión con nosotros o nuestro producto le genere algo interno que lo hace un poco más feliz.

Mostrar nuestra pasión, nos permite conectarnos con nuestro público. Tener puntos en común. Abrir puertas para charlar de algo que nos interesa a los dos. Mostrar que nuestro producto no es uno más, si no que importa. Tiene valor sentimental que es mucho más importante que el material.

Además, al transmitirle nuestra pasión a nuestro producto, se llena de energía y seguramente mientras lo estemos creando lo haremos con muchas más ganas. El proceso cuando la pasión está involucrada cambia y nos cambia a nosotros también. Busquemos hacer cosas que nos hagan felices. Estamos en una era donde nos podemos permitir buscarlo.

Ahora me gustaría escucharte a vos!

¿Vos qué pensás? ¿tu emprendimiento tiene pasión? ¿Cuál es y cómo la transmitís? Las pasiones son super importantes, nos cambian el día así que me encantaría conocer la tuya!

Además, acá te dejo un pequeño regalito para que pongas en práctica el ejercicio que dio Caro en la charla del viernes. ¡No te lo pierdas!

Lo que nadie te avisa antes de emprender

Lo que nadie te avisa antes de emprender

Si sos emprendedor, probablemente ya te hayas topado con este pensamiento antes. Si aún no lo sos pero lo estás pensando, es mejor que te lo cuente ahora y no te agarre un ataque después: emprender no es fácil! El que diga que emprender es un trabajo de medio tiempo, algo para hacer mientras aparecen trabajos grandes o es algo sencillo para conseguir un dinero extra, lamento decirlo, pero miente. Emprender no es fácil. Pero tampoco imposible.

No estoy escribiendo estas líneas para asustar a nadie, sino porque es algo que me pasa a mí misma con “Sasy”. Cada emprendimiento es diferente y sigue el rumbo de la personalidad que tenga su emprendedor. Por eso, no puedo hablar por todos los casos pero quisiera que charlemos un poco sobre una de las piedras más grandes que tiene esta actividad y con la que seguro todos alguna vez nos tropezamos: las crisis de emprender.

Si seguís mi blog, te habrás dado cuenta que no estuve publicando en varios días, y la razón es una de estas crisis. Nos pasan a todos. Son molestas e inevitables pero son las que más nos ayudan a progresar. Nos empujan a crecer y ser mejores. Aún que sea algo paradójico, si no hay crisis, significa que algo no está bien.

Cuando estas crisis aparecen sin ni siquiera tocarnos a la puerta, solo entran sin avisar, nos pueden generar mil tipos de sensaciones y respuestas diferentes. Y su razón de ser también puede ser muy variada. Estas causas y efectos dependen muchísimo de nuestra propia personalidad y de los tiempos y funcionamientos de nuestro negocio. Por lo que tratar de identificar cada una en un solo post sería una locura. Lo único que podemos tener todos en común frente a nuestras crisis, es en qué hacemos. Porque solo hay dos caminos. Nos detenemos y nos paralizamos, o buscamos la manera de enfrentarlas.

¿Por qué nos surgen crisis?

Si hay algo que tiene este camino emprendedor que nadie me va a poder negar, es que nos llevan a nuestros límites y nos obligan a crecer y avanzar. Las crisis de un emprendimiento son muyyy distintas a las que pueda tener una empresa. Por el simple hecho que el emprendimiento somos nosotros mismos.

En cada producto que hacemos con nuestras manos, en cada nuevo posteo que le escribimos a nuestro público, en cada nueva idea que implementamos, estamos dejando una parte nuestra. Esa es una de las cosas más lindas que tiene este tipo de negocios, son personales, son cercanos, son más humanos y cada cliente se lleva una parte nuestra. Por eso, las crisis que surgen tienen tanto que ver con nosotros. Si nos paralizamos ante una, no tiene que ver con que no estemos preparados para emprender, que no seamos lo suficientemente activos o rápidos para elaborar una solución. Sino que hay algo dentro de nosotros que nos está llamando la atención para poder resolverse.

A veces, es necesario hacer un parate, evaluar la situación, buscarle el origen y darle su tiempo.Nadie nos corre. Tomémonos un momento para pensar porqué nos está costando pasar este problema. ¿Por qué el problema se convierte en una crisis? ¿Qué nos está moviendo por dentro? ¿Qué miedo nos está frenando? Cuando podamos escuchar que nos pasa, seguro la crisis en nuestro emprendimiento desaparezca. Porque como dije antes, el emprendimiento somos nosotros. Por lo tanto, somos los únicos que conocemos a la perfección como llevarlo a buen puerto. No dejemos que nuestros miedos, nos paralicen. Las crisis solo existen mientras las dejemos controlarnos. Y si no lo podemos evitar, solo hay que respirar profundo y darle tiempo.

¿A vos qué te parece? ¿Te suelen frenar las crisis o ya las tenés super dominadas? Si te animás, te invito a contarme qué métodos implementas para superarlas.

El método perfecto para despertar el interés de tus clientes

El método perfecto para despertar el interés de tus clientes

Charlemos un poco sobre cómo podemos despertar el interés de nuestros clientes contando nuestra propia historia. Si hay algo que es seguro, es el hecho de que emprender te genera experiencias en un montón de frentes. ¿Por qué no aprovechar todo el camino que hicimos hasta acá para generar interés en nuestros clientes y ayudarnos a potenciar nuestras propias marcas? Porque contar historias no es solo para ayudar a los chicos a dormir, también es una forma muy potente de hacer que la gente conozca tu negocio y se involucre. 

Probablemente, alguno de los que estén leyendo estas lineas se pongan a pensar en este momento que pueden contar y no les parezca que tengan ninguna historia interesante en su emprendimiento. Pero dejenme decirles, que no existe ningún negocio tan aburrido que no pueda despertar la curiosidad de alguien. Solo hay que encontrar el enfoque correcto y esa #ChispaEmprendedora que hace tan especial a tu proyecto.

Veamos un ejemplo de cómo contar historias es importante:

Supongamos que tengo una librería de cuentos infantiles y dono parte de las ganancias a centros de apoyo escolar. ¿Qué les parece que es más interesante… si digo: “Mi librería vende cuentos interactivos online. Vienen con 5 historias diferentes para intercambiar” o si digo: “Comencé mi librería para ayudar a centros de apoyo escolar. Cada libro que se vende ayuda a un chico en su aprendizaje diario”. Contar el trasfondo de nuestro negocio, qué nos inspira más allá del dinero es una forma mucho más interesante y amena de despertar el interés de nuestros seguidores. Una buena historia inspira y genera emociones, si esa historia encima es de nuestro negocio, humaniza nuestra marca y nos acerca a nuestro cliente.

Por supuesto, una buena historia no compensa un producto mediocre, pero en igualdad de condiciones, genera una ventaja. Un cliente preferirá productos y compañías que aprecia, admira o con las que se identifica.

¿Cómo lo hacemos?

Hay dos maneras de contar historias sobre un negocio: desde el enfoque personal o desde un propósito superior.

El enfoque personal se basa en el momento de tu vida en que se te ocurrió la idea de tu negocio y todo el proceso que vino después hasta que pudiste completarlo. Todo negocio comenzó con la relación entre el fundador y su sueño. Y los sueños nunca deben ser guardados en nuestro interior si no que deben ser compartidos para que puedan crecer y formarse. Luego del sueño, vino el trabajo. Ningún negocio se forma de la noche a la mañana. Mostremos todo el esfuerzo que hicimos hasta llegar a donde estamos con todas nuestras caídas y vueltas. Contando nuestra propia historia, podemos hacer que la gente que se encuentre en misma situación se identifique con nosotros y con nuestro negocio. Porque una relación poderosa entre marca y cliente, va más allá del producto o servicio que ofrecemos. Tiene que ver con la experiencia que generamos en ellos.

El enfoque del propósito superior se centra en una meta más elevada que viene con tu negocio. Es muy probable que nuestro negocio capaz tenga otra meta que la de vender productos. Capaz buscamos ayudar a algún sector vulnerable de la sociedad, contribuir al cuidado del medio ambiente mediante productos reutilizables o fomentar a una sociedad más unida. Los motivos pueden ser muchos dependiendo de nuestro negocio. Pero lo importa es transmitir ese móvil que nos empuja día a día y con el que la gente pueda identificarse por tener los mismos ideales. Un propósito superior suele poner en práctica ideas con impacto social y busca unir personas por un objetivo en común.

A tener en cuenta

Cuando vayamos a contar historias, debemos tener en cuenta algunos puntos que nos ayudarán a escribirlas:

  • las mejores historias son específicas
  • son capaces de transportar a la gente
  • no se reducen a palabras de moda o tendencias.

Las historias pueden ser una mezcla entre algo personal y un propósito superior pero es más facil si solo elegimos una de las dos y nos enfocamos en eso. Como siempre pienso, es mejor empezar por algo chico, dominarlo y después ir agregando más cosas. Así que lo mejor me parece comenzar por una historia pequeña. Buscá la que te sea más fácil de contar o con la que te sientas más cómodo y cercano para que todo el mundo la conozca.

¿Qué te parece este método para despertar el interés de tus clientes? ¿Cuál es tu historia? ¿Te animás a contarla en los comentarios?

Estructuras para un sitio web

Estructuras para un sitio web

Toda marca que tiene un local en la calle sabe que hay cosas que son vitales. Necesitamos una excelente ubicación, que nuestros productos se expongan de la mejor manera y que el lugar nos ayude a convertir los visitantes en compradores. Exactamente lo mismo pasa con nuestro sitio web que es una extensión de nuestro negocio físico.

 

Hoy en día, tener un sitio web es prácticamente obligatorio. Podemos comprobarlo mirando nuestros propios procesos de compra. Antes de adquirir cualquier producto, primero buscamos la marca en Google, chequeamos donde está el local, si tienen promociones, si hacen envíos, etc. Tener un sitio en Internet te genera mucha visibilidad e interacción con un posible comprados. Entonces, estamos de acuerdo en que así como nos preocupamos por tener el mejor local, también debemos intentar tener el mejor sitio web posible. Veamos algunos puntos que debemos tener en cuenta en este proceso:

Ubicación

Así como hablábamos de la importancia de la ubicación física de nuestro negocio, también tenemos que pensar en la ubicación online de nuestro sitio. Debemos escoger bien el nombre de la dirección web donde se alojará nuestra página. Esta dirección es la que se conoce como “Dominio”. En mi caso, mi dominio es www.estudiosasy.com.ar

Este dominio es como si se tratara de la dirección física en la calle de nuestro barrio. Para registrar esta dirección tenemos varios sitios disponibles para elegir. Lo que importa es que escojamos un nombre sencillo y directamente relacionado con nuestro negocio para que sea fácil de recordar y nuestros potenciales cliente puedan regresar siempre que quieran.

Planificando y diseñando para ellos

Nuestro objetivo siempre debe ser el de satisfacer las necesidades de nuestro potencial cliente y evacuar todas sus dudas antes de comprar. Por lo tanto, nuestro sitio web debe servir para brindar toda la información que nuestro visitante pueda estar buscando.

Un sitio que tenga una buena comunicación, nos ayudará a posicionar y mejorar la idea de calidad que el visitante tiene de nuestra marca. Una página clara nos permite tener más alcance y aumentar nuestras ventas. Para eso, empecemos por lo básico: debemos incluir el nombre de nuestro negocio, la dirección con su ubicación en el mapa y la información de contacto.

Conviene incluir una sección donde contemos un poco de nosotros, qué hacemos y cuáles son nuestros valores. Si podemos, incluyamos los links a las redes sociales. Esto le da la posibilidad al cliente de seguirnos desde la plataforma que más les guste y tener información extra.

También está bueno incluir el perfil del equipo o de nuestros colaboradores para que nos conozcan y sepan quién está detrás del proyecto. Es más fácil generar una relación cercana si podemos ponerle una cara y un nombre a la persona que está detrás. También suma muchísimo poner las opiniones de clientes que ya probaron nuestros productos o servicios. Esto genera confianza y referencia para nuevos compradores. Teniendo estos puntos bien armados, le damos a nuestro visitante, la posibilidad de dar un vistazo rápido de quienes somos y qué hacemos.

Otra cosa a tener en cuenta, es la de intentar hacer nuestro sitio único. La competencia es mucha, por lo que diferenciarse es vital. Podemos hacerlo desde la imagen, la comunicación o desde la experiencia única que le brindemos a nuestro consumidor. Por eso, nuestro sitio web también debe demostrar ese punto original que queremos comunicar. Por ejemplo, si tengo un negocio de remeras sublimadas, podría hacer una sección donde mis visitantes puedan subir el archivo del diseño que quisieran ver impreso especialmente para ellos.

También es vital contar con un formulario de contacto donde se pidan los datos básicos. Nunca pidamos demasiados datos personales ya que esto podría hacer el juego contrario a lo que buscamos. Si una persona no nos conoce y ve que le pedimos demasiados datos personales, probablemente desconfíe de nosotros y se vaya. Deberíamos pedir el nombre y el mail a cambio de un regalo. Por ejemplo, si nuestro negocio es un catering podemos darles un ebook con nuestras 5 mejores ideas para decorar una fiesta. Este tipo de estrategias nos sirven para recolectar los correos de nuestros visitantes y más adelante poder enviarle notificaciones que creamos necesarias manteniendo un contacto más directo y cercano.

Motores de búsqueda

El tema para figurar en los buscadores es bastante complejo y generalmente se lo debe encargar a un profesional. Aun así hay algunas cosas que podemos hacer nosotros mismos para comenzar a figurar sin complicarnos la vida.

Los buscadores escanean toda la información que figura en nuestra web. De acuerdo a eso, catalogan y posicionan nuestro sitio web en sus rankings. Por eso, para que nuestra página aparezca entre los primeros es necesario optimizarla.

Una de las cosas que debemos controlar son los textos. Nuestra información debe ser lo más clara y descriptiva posible. Y con descriptiva no quiero decir que tengamos que tener un choclo de texto interminable. Incluso esto, nos jugaría en contra, porque tener demasiado texto haría que nuestros visitantes se frustren o aburran y se vayan. Debemos encontrar un equilibrio perfecto donde podamos incluir toda la información vital de nuestro negocio de forma simple y clara.

Para estar seguros de que nuestro sitio web responde a todas las preguntas importantes, podemos usar las que se conocen como las 5Ws en inglés:

► “Who” (Quién: nuestra marca)

► “What” (Qué: nuestro producto/servicio)

► “When” (Cuándo: los horarios de atención de nuestro negocio)

► “Where” (Dónde: nuestra ubicación)

► “Why” (Por qué: nuestra filosofía de marca)

El diseño

Para que nuestro sitio web funcione a la perfección, es necesario que el diseño acompañe en todo momento. Las tipografías, los colores y la disposición de los elementos deben estar en perfecta sincronía con nuestra identidad y la personalidad de nuestra marca. De esta manera, nos ayudará a posicionar nuestro negocio en la mente de nuestros clientes de forma rápida y amena.

Estas son las bases que deberías sentarte a pensar y organizar antes de comenzar a crear tu sitio web. Tener toda esta información bien desarrollada te ayudará a armar un sitio bien claro y fuerte para que te conozcan.

Espero que te sirva y cualquier cosa te leo en los comentarios 🙂

Estrategias para atraer y fidelizar clientes en Facebook

Estrategias para atraer y fidelizar clientes en Facebook

Hoy te traigo algunas de las estrategias más eficaces para atraer y fidelizar clientes nuevos utilizando Facebook.

Como te contaba en el post anterior “¿Cómo hacer que tus clientes amen tu marca en Facebook?” uno de los beneficios más importantes y más desaprovechados de tener una fanpage, es la posibilidad de atraer y fidelizar clientes.

Facebook no es un lugar de ventas, si no una oportunidad de conectarnos de manera más emocional con nuestro cliente. La forma de atraer y fidelizar clientes es un proceso que necesita de especial atención y planificación ya que un cliente fiel y satisfecho tiene un valor incalculable para cualquier negocio. Y lo más importante para generar esa fidelidad, es aportarle valor a nuestro cliente

¿Cómo podemos aportarle valor a nuestro cliente? Acá van algunos consejos:

  • Investiga y comparte contenido que ellos necesiten y busquen saber, no lo que tu marca necesite comunicar. Es importante que el centro sea tu cliente. Cuanta más información útil les brindes, más al pendiente estarán de las comunicaciones que hagas más adelante. Con esto, no quiero decir que nunca hables de tus productos o tus promociones, si no que hables de cómo tus productos los pueden ayudar a ellos. Mostrales las ventajas y dale todos los consejos y tips que puedas para que le saquen el máximo provecho posible.
  • Investigá y analizá todo lo que puedas sobre tus clientes. Por ejemplo: ¿En qué formato prefieren ver tus contenidos? Capaz sea en formato de nota de blog, en imágenes o en videos. Hace una prueba de cada tipo de posteo y analizá cuál tiene mejor recepción entre tus clientes. Así, de esta manera podes agregar más de ese estilo. Igualmente, no te cases con ninguno. La mayoría de tu contenido debería ser en el formato preferido de tu cliente pero mechá algún otro tipo de formato de vez en cuando para no aburrirlos.
  • Otra cosa que me parece importante, es que todos tus contenidos estén personalizados especialmente. Hacé que tu cliente sienta que la información que le das, la pensaste especialmente para él. Dando a entender que el contenido lo preparaste especialmente para darle una mano, para resolverle un problema. Que se note que atrás de toda comunicación hay un humano y no un robot. Para esto utilizá un lenguaje ameno y acorde a la forma en que se comunica tu público.
  • Darles un regalo es una forma de atraer y fidelizar clientes. ¡Ojo! Nunca como forma de sobornarlos. No intentes comprar su amor con un regalo. Si no, dales un regalo en agradecimiento por su apoyo incondicional. Por ser parte de la familia que es tu marca.
  • Ayuda a tu cliente a conocer más a fondo el valor de tu marca. Podés darles tutoriales gratuitos donde se muestren las ventajas de servicio o cómo pueden utilizar tu producto para una mejor experiencia. Que conozcan completamente tu marca y cómo sacarle todo el provecho posible.
  • Hacer sentir parte de tu marca a tus clientes es fundamental. Agradeceles por cada logro que hagas en la marca, por estar en cada paso. Hacelos parte de los mejores momentos y mantenelos al tanto de las novedades. Celebrá, también, los días festivos y deseales buenos momentos. Después de todo tus clientes son parte de la familia de tu marca, hacelos sentir como tal.
  • Creá concursos y sorteos para que tus clientes puedan probar tus nuevos productos y servicios. De paso, hacés que tu marca llegue a más gente gracias a los me gustas y compartidos que suelen tener este tipo de publicaciones. Si tus clientes prueban tu producto y les gusta, es muy probable que vuelvan a comprarte más.
  • Invitá a conversar. En los posteos, siempre conviene dejar una pregunta abierta para que se forme una conversación. Esto hace que cada vez más gente interactue con tu marca y la recuerde. Aparte, te da un canal abierto para escuchar y aprender de tu cliente, sus gustos y sus deseos.
  • Ser simples y claros. Simplificale lo más posible las cosas a tu cliente. Cuanto más directo, mejor explicado y más detallado esté toda la información, mejores resultados vas a conseguir. Que los contenidos sean fáciles de leer y de digerir. Las infografías largas y las imágenes recargadas de datos, colores varios y tipografías pequeñas, no las compartas nunca en tu fanpage. Son complicadas de leer, aburridas y hacen que tu marca se vea muy poco profesional.

Estos son algunos de los consejos que me parecen más importantes para poder fidelizar en Facebook. Tenelos en cuenta y ponelos en práctica. Cuanto antes lo hagas, antes podrás ver los resultados.

¿Hay algún punto que te gustaría que me explaye más? ¿Necesitás más de estos tips para atraer y fidelizar clientes? Te espero en los comentarios. 

¡Que tengas un lindo día!